Blog del Club de Yoga Tradicional de la Universidad Central de Venezuela

Entradas etiquetadas como ‘reflexión’

Oración de la Mujer Sagrada #yoga

yoga UCV 12924532

ORACIÓN DE LA MUJER SAGRADA

Sagrada fuerza femenina, te saludo y siento tu presencia manifestándose en mi ser.
A través de mis pensamientos, palabras y acciones dejo que la divina presencia de la Madre Cósmica me oriente con su infinita sabiduría.
Ella está llegando, siento su danza.
Ella está hablando, ¡escucho su canción de amor!
Ella está dentro y fuera, en las cosas más simples y por eso perfectas.
Y su templo sagrado en mi cuerpo de mujer.
Su pensamiento es ahora mi pensamiento.
Y sólo pienso en amor, sólo siento amor y solo veo amor.
El mundo que percibo es fruto de mi percepción de amor, y así creo mi realidad.
Bendigo mi día y honro mi Diosa de mil nombres. Creando la magia que me ilumina y protege.
Saludo la noche y honro a mi Madre Luna, sus sagradas fases comandan mi cuerpo femenino.
Así me preservo saludable y con mis ciclos femeninos en perfecta armonía.
Saludo a la incognoscible, preservando y honrando así mi poder oculto.
Saludo a las fuerzas de la naturaleza para que la Madre Tierra me proteja, me oriente en el Norte, en el Sur, en el Este y en el Oeste.
Honro la tierra donde piso, el agua que bebo y mi alimento, pues sé que todo lo que haga en esta Tierra volverá a mí y a mis descendientes.
Y así me conecto al corazón de Gaia y su protección maternal.
La Diosa cuida de mi cuerpo, de mi alma, estando en perfecta sincronía con el Universo.
De mi corazón fluyen sus enseñanzas, sus palabras de sabiduría y su fuerza infinita, realizando así mi divinidad humana.
En mi alma el sagrado femenino y el sagrado masculino se unieron en amor y éxtasis.
Así he descubierto el equilibrio donde el ser humano debe estar.
Todo el amor que nutre mi existencia viene de la fuente divina, por eso no necesito que otro ser humano lo haga por mí.
La Diosa bendice mi cuerpo con sus sagrados encantos y así la belleza de mi alma se refleja en mi cuerpo femenino.
De mi mente fluyen los pensamientos y la creatividad que hacen especial y singular mi existencia, realizo así mi vocación mayor.
Preservo mi corazón limpio y ligero como una pluma, permitiéndome ser libre y feliz para siempre.
¡Que así sea, porque así es!
Saludo a la Divinidad que todo lo que vive, y rezo para que todas las mujeres conozcan su Diosa interior.
Que se curen y liberen sus vidas para recibir la alegría, el arte, el placer, la salud y el amor.

Carla Lampert
(Muchos se adjudican autoría, si esta persona no fuera quien la realizó, por favor informarlo así se le adjudica a quien corresponde, muchísimas gracias).

¿Cuál es tu propósito? #Yoga #motivación

pareja-amigos

Recientemente conversaba con un amigo, a quien llamaré Pedro, el cual me decía que su vida laboral en el último año había dado un vuelco tremendo. Por las cosas que le estaban sucediendo, sentía que había perdido el norte y se cuestionaba si seguir haciendo lo mismo o cambiar profesionalmente de rumbo. Sin embargo, esto último tampoco le resultaba tan fácil, pues había hecho un par de intentos hasta ese momento sin obtener mucho avance. Pedro no lograba descubrir qué era lo que realmente le apasionaba y le hacía vibrar. Constantemente se preguntaba cuál era su propósito en la vida y si es que realmente todos tenemos uno.

Indagando un poco más en sus sentimientos, caímos en la cuenta de que él consideraba que tener una misión en la vida estaba asociado con algo místico, que tenía que ser algo trascendental, espiritualmente hablando. Pedro asociaba misión de vida con personajes como la Madre Teresa de Calcuta o Nelson Mandela, quienes pusieron su vida al servicio de la humanidad. O quizás con personas un poco menos públicas, pero que después de haber pasado por alguna experiencia dolorosa han hecho de estas una vía para su desarrollo espiritual y han puesto su aprendizaje al servicio de otros. Mi amigo no sentía que cumplía con ninguno de estos “requisitos”.

Creo que en estos tiempos que corren, en los que tanto se está hablando de conectarnos con nuestro propósito de vida, estoy segura de que más de uno se ve reflejado en la situación de Pedro. Sin embargo, a mi entender, conectarnos con nuestro propósito no se trata de hacer algo extraordinario, sino de descubrir nuestros dones y talentos naturales, esos que todos tenemos y cuya combinación nos hace ser únicos e irrepetibles, para convertirlos en los cimientos sobre los cuales edificamos nuestra vida.

A continuación comparto contigo las claves que le brindé a mi amigo y que le ayudaron a clarificar su mente y a enfrentar sus dudas.

1.- ¿Qué haces muy bien?

En lugar de enfocarte en tus debilidades, refuerza aquellos aspectos que te gustan de ti, aquello que sabes hacer, y piensa en tus supuestas debilidades como oportunidades de mejora. Piensa en ¿qué aspectos te hacen único? Quizás esa “debilidad” que tanto te perturba puedas convertirla en una gran fortaleza cuando descubras el modo de usarla a tu favor. También resulta más productivo y satisfactorio reconocer nuestras cualidades positivas y enfocarnos en ellas, que esforzarnos por destacar en un área que no es nuestro fuerte.

2.- ¿Cómo lo haces?

Constantemente estamos ejecutando una cantidad de tareas y obteniendo sencillos logros que involucran una cantidad de competencias de nuestra parte, sin embargo, la mayoría de las veces pasamos por alto este hecho, pues lo hacemos de manera casi automática. Al hacerte consciente de tus habilidades, puedes convertirlas en un pilar fundamental para el logro de tus deseos y por ende hacer que tu vida adquiera un propósito.

3.- ¿Qué te hace feliz como individuo?

En lugar de ser nosotros mismos, nos hemos transformado en la persona que creemos que “deberíamos ser”, ajustando nuestras expectativas de la vida según lo que se espera de nosotros en los roles que desempeñamos día a día: madre/padre, amigo, colega, jefe, hermano, hijo, etc. Dejamos muy poco espacio en nuestras vidas para conectarnos con las cosas que realmente nos gustan y emocionan. No obstante, tu propósito está directamente relacionado con lo que te gusta.

¿Te gusta leer, escribir, practicar algún deporte, cantar o pintar? O quizás ¿hacer negocios, vender, conversar, escuchar o cocinar? Cualquier cosa que te fascine hacer es una pista segura para que descubras tu propósito. Recordar qué te gustaba hacer cuando eras niño es también un buen principio para conectarte con tu misión de vida.

4.- Hagas lo que hagas, o para quien lo hagas, lo importante es que lo disfrutes

Para vivir tu propósito no tienes que ser el dueño de tu propia empresa, o crear un producto que revolucione a la humanidad como lo hicieron Steve Jobs o Mark Zuckerberg. Lo importante es que la actividad que desempeñes te motive lo suficiente para que des lo mejor de ti y desarrolles tu verdadero potencial.

¡No todo es trabajo!

Puedes hacer lo que te apasiona en otros ámbitos de tu vida, si te gusta cocinar, disfruta haciéndolo para tus familiares y amigos. Si sientes placer creando con tus manos, haz cosas para tu casa o para regalar a los amigos. Lo importante es que hagas aquello que te enriquece como individuo y te convierte en un mejor ser humano. Permitiendo así que tu verdadero Ser se manifieste. Esto no solo te beneficia a ti, sino que la armonía que experimentas en tu vida la extiendes hacia todo y todos los que te rodean. Así no solo pones tus talentos a tu servicio, sino también al de la humanidad.

__________________

Tomado del Libro de Glenda Travieso: Sanar es una elección, conoce tu depresión y aprende cómo superarla, de Ediciones Inspirarían.

La Ley del Dharma #yoga

Te invitamos a ver este video…

¿Cuál es tu talento?

¿Te atreves a quitarte tu armadura?

Cuántas veces hemos evadido los momentos que nos obligan a estar a solas con la persona a quien más desconocemos: nosotros mismos.

Muchas veces nos autolimitamos y continuamos en la zona de confort para defendernos de las dudas y miedos, quedando atrapados en nuestra armadura, es decir, colocamos barreras para protegernos de quienes creemos que somos, y terminamos detrás de estas barreras sin poder salir.

Después de leer o escuchar la siguiente historia, te invito a preguntarte dónde están tus límites a la hora de conseguir logros, de plantearte metas, de asumir retos, de soñar y valorar tus posibilidades de avanzar y desarrollarte. En fin, te invito a reflexionar sobre esto y luego dar los pasos que creas necesarios para cambiar o mejorar, eso sí… comienza por desafiar las creencias sobre ti mismo(a), a darte cuenta qué hay de auténtico en tu “Yo real” (Atman).

¿Estás listo(a) para dejar caer tu armadura? Descarga el libro

También te dejamos el audiolibro:

cotuf

CM

El espejo de la vida

“Murió la persona que impedía tu crecimiento”

Un día, cuando los empleados llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito: “Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velorio, en el área de deportes”. Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.

¡La agitación en el área deportiva era tan grande que fue necesario llamar a los de seguridad para organizar la fila en el velorio! Conforme las personas iban acercándose al ataúd, la excitación aumentaba: ¿Quién será que estaba impidiendo mi progreso? ¡Qué bueno que el infeliz murió!! Uno a uno, los empleados agitados se aproximaban al ataúd, miraban al difunto y tragaban seco. Se quedaban unos minutos en el más absoluto silencio, como si les hubieran tocado lo más profundo del alma.

Pues bien, en el fondo del ataúd había un espejo, …cada uno se veía a si mismo…. con el siguiente letrero: “Sólo existe una persona capaz de limitar tu crecimiento: ¡TÚ MISMO! Tú eres la única persona que puede hacer una revolución en tu vida. Tu eres la única persona que puede perjudicar tu vida, y tu eres la única persona que se puede ayudar a si mismo.

TU VIDA NO CAMBIA CUANDO CAMBIA TU JEFE, CUANDO TUS AMIGOS CAMBIAN, CUANDO TUS PADRES CAMBIAN, CUANDO TU PAREJA CAMBIA. TU VIDA CAMBIA, CUANDO TU CAMBIAS, ERES EL ÚNICO RESPONSABLE POR ELLA. “EXAMÍNATE.. Y NO TE DEJES VENCER” “

El mundo es como un espejo, que devuelve a cada persona, el reflejo de sus propios pensamientos. La manera como tu encaras la vida es lo que hace la diferencia”. Jamás olvides que tu vida es más grande que tus miedos, que tus fuerzas son mayores que tus dudas. Que aunque tu mente esté confundida tu corazón siempre sabrá la respuesta.

Con el tiempo lo que hoy es difícil , mañana será un tesoro. Pelea por lo que realmente te llene el alma, y ten la virtud de saber esperar. Confía en Dios porque todo lo que tiene que ser, SERÁ.

¡Reflexionemos a través de este hermoso cuento! Y dejemos de auto limitarnos, porque recién ahí podremos despertar nuestras conciencias dormidas.

Autor desconocido.

“El mundo es como un espejo, que devuelve a cada persona, el reflejo de sus propios pensamientos. La manera como tu encaras la vida es lo que hace la diferencia”.

 

 

5 Películas para reflexionar…

Recomendamos ver las siguientes películas.

¡Esperamos sean de su agrado!

  1. La vida continua
  2. Violines en el cielo
  3. La mariposa azul 
  4. El Guerrero Pacífico
  5. Nuestro hogar

+

21 MENSAJES PARA TRANSMITIR A CADA MIEMBRO DE LA SIGUIENTE GENERACION

angel

1.-Eres un ser deseado. Estás aquí porque el Universo lo quiso.

2.-Siente que eres libre de ser lo que eres, no permitas que nada ni nadie te etiquete, ni te imponga guiones que no se corresponden con tu autenticidad.

3.-Cada ancestro de tu árbol es un don que hay dentro de ti para ser usado a tu favor y al de todo el Universo.

4.-Aprende a no pedir amor, simplemente ama.

5.-Cree en los pequeños milagros de cada día y atiende a las coincidencias, en ellas hay mensajes ocultos que te guían en el correcto camino.

6.-Cada día, haz un acto generoso con alguien cercano.

7.-Si en tu árbol genealógico hubo traumas, sánalos actuando.

8.-Déjate guiar por tu cuerpo, es sabio. Él te alertará de las situaciones de las que debas alejarte, sintiendo tensión y malestar. También te dirá cuando estás alineado con lo que eres, sintiendo relajación y bienestar.

9.-No contamines tu cuerpo con tóxicos o una mala alimentación.

10.-En cuanto puedas, sé independiente. Trabaja utilizando tu creatividad y hazte adulto.

11.-Escribe un poema cada día.

12.-Busca y provoca situaciones que te hagan reír.

13.-Tiende a compartir, a colaborar a ser solidario.

14.-Cuando tengas problemas, puedes analizarlos, puedes hablarlos, pero ten por seguro que hasta que no actúes no se producirá la transformación.

15.- Siente GRATITUD por todo lo que te regala el Universo.

16.- Recuerda que nada en este plano de existencia perece, sino que se transforma.

17.-Lee, estudia, conoce… experimenta por ti mismo.

18.-No te apegues a nada material. No consumas lo que no necesitas.

19.-Tampoco te apegues a ninguna creencia. Lo mismo que tu cuerpo se renueva constantemente, también lo deben hacer las ideas.

20.-Siembra cada día las semillas que te lleguen de dentro o de fuera. La semillas pueden ser palabras, caricias, belleza, acciones. Ellas son los gérmenes de más sabiduría, amor, arte y salud.

21.-Cuida con mimo el territorio que está más allá de tu cuerpo, tu casa, tu barrio, tu ciudad… el planeta y el Universo.

Tomado de Alejandro Jodorowsky

ORACIÓN PARA SANAR MEMORIAS UTERINAS

mar

ORACIÓN PARA SANAR MEMORIAS UTERINAS

Autor: Ximena Noemí Ávila Hernández

Cada noche antes de irte a dormir hónrate a ti misma y honra a tus ancestras, sintiendo infinito respeto hacia ellas por venir antes que tú a esta vida…

(Colocamos mano derecha en el corazón y mano izquierda en el útero)

Yo reconozco a la niña que hay en mi

Yo reconozco a la mujer que hay en mi
Yo reconozco a la mujer que es mi madre
Yo reconozco a la mujer que es mi abuela
Yo reconozco a todas las mujeres que habitan en mi

Yo pido perdón a la niña que hay en mi
Yo pido perdón a la mujer que hay en mi
Yo pido perdón a la mujer que es mi madre
Yo pido perdón a la mujer que es mi abuela
Yo pido perdón a todas las mujeres que habitan en mi

Yo perdono a la niña que hay en mi
Yo perdono a la mujer que hay en mi
Yo perdono a la mujer que es mi madre
Yo perdono a la mujer que es mi abuela
Yo perdono a todas las mujeres que habitan en mi

Yo agradezco a la niña que hay en mi
Yo agradezco a la mujer que hay en mi
Yo agradezco a la mujer que es mi madre
Yo agradezco a la mujer que es mi abuela
Yo agradezco a todas las mujeres que habitan en mi

Yo amo a la niña que hay en mi
Yo amo a la mujer que hay en mi
Yo amo a la mujer que es mi madre
Yo amo a la mujer que es mi abuela
Yo amo a todas las mujeres que habitan en mi

Yo honro a la niña que hay en mi
Yo honro a la mujer que hay en mi
Yo honro a la mujer que es mi madre
Yo honro a la mujer que es mi abuela
Yo honro a todas las mujeres que habitan en mi

(Hacemos una reverencia, nos inclinamos hacia delante con ambas palmas hacia arriba)

Psiconeuroinmunología: Lo que el corazón quiere, la mente se lo muestra

cerebro1

Esta es una entrevista que “La Vanguardia Digital” le realizó al Dr. Mario Alonso Puig quien es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo. “Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro. La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando”. Hay que entrenar esa mente.

Tengo 48 años. Nací y vivo en Madrid. Estoy casado y tengo tres niños. Soy cirujano general y del aparato digestivo en el Hospital de Madrid. Hay que ejercitar y desarrollar la flexibilidad y la tolerancia. Se puede ser muy firme con las conductas y amable con las personas. Soy católico. Acabo de publicar Madera líder (Empresa Activa) IMA SANCHÍS – 18/10/ 2004

– Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión?

-Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria.

– ¿Psiconeuroinmunobiología?

-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

– ¿De qué se trata?

-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

– ¿Qué tipo de cambios?

-Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

– ¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios?

-Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

– ¿Cambiar la mente a través del cuerpo?

-Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente, no más razonable, llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental.

– ¿Dice que no hay que ser razonable?

-Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el porqué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

– Exagera.

-Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretacion de la realidad.

– Más recursos….

-La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con transtornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.

– ¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras?

-Santiago Ramon y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metáforica. Ahora sabemos que es literal: “Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”.

– ¿Seguro que no exagera?

-No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado. No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.

– ¿Hablamos de filosofía o de ciencia?

-Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harward han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

– ¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas?

-Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite: la percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

– ¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

-El miedo nos impide salir de la zona de confort, tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

– La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.

-Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, sino sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

– Deme alguna pista.

-Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

– Ver lo que hay y aceptarlo.

-Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.

Frases para tener en cuenta:

  • Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando
  • La palabra es una forma de energía vital
  • No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos
  • Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad
  • La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente
  • El mayor potencial es la conciencia
  • Lo que se resiste persiste
  • La aceptación es el núcleo de la transformación

_____________________________

Fuente: http://www.vidapositiva.com/Psiconeuroinmunologia-Lo-que-el-corazon-quiere-la-mente-se-lo-muestra.html

Yo soy tu síntoma…

cara

 

Hola, tengo muchos nombres: dolor de rodilla, grano, dolor de estómago, reumatismo, asma, mucosidad, gripe, dolor de espalda, ciática, cáncer, depresión, migraña, tos, gripe, dolor de garganta, insuficiencia renal, diabetes, hemorroides, y la lista sigue y sigue. Me he ofrecido como voluntario para el peor trabajo posible: ser el portador de noticias poco gratas para ti. 

Tú no me comprendes, nadie me comprende. Tú piensas que quiero fastidiarte, echar a perder tus planes de vida, todos piensan que quiero entorpecerles, hacerles daño o limitarles. Y no, eso sería un completo disparate. Yo, el síntoma, simplemente intento hablarte en un lenguaje que comprendas. Que entiendas. 

A ver, dime algo, ¿tú irías a negociar con terroristas, tocando a su puerta con una flor en la mano y una camiseta con el símbolo de “paz” impreso en la espalda? ¿No verdad?.

Entonces, por qué no comprendes que yo, el síntoma, no puedo ser “sutil” y “suavecito” cuando debo darte el mensaje. Me golpeas, me odias, con todo el mundo te quejas de mi, de mi presencia en tu cuerpo, pero no te tomas ni un segundo en razonar y tratar de comprender el motivo de mi presencia en tu cuerpo.

Sólo te escucho decirme: “Cállate”, “vete”, “te odio”, “maldita la hora en que apareciste”, y mil frases que me hacen impotente para hacerte comprender. Pero yo debo mantenerme firme y constante, porque debo hacerte entender el mensaje.

¿Qué haces tú? Me mandas a dormir con medicinas. Me mandas callar con tranquilizantes, me suplicas desaparecer con antiinflamatorios, me quieres borrar con quimioterapias. Intentas días con día, taparme, sellarme, callarme. Y me sorprende ver que a veces, hasta prefieres consultar brujas y adivinos para que de forma “mágica” yo me vaya de tu cuerpo.

Y yo, cuando mi única intención es darte un mensaje, soy totalmente ignorado.

Imagínate que soy esa alarma con sirena en el Titanic, esa que intenta de mil formas decirte que de frente hay un Iceberg con el que vas chocar y hundirte. Sueno y sueno por horas, por días, por semanas, por meses, por años, intentando salvar tu vida, y tú te quejas porque no te dejo dormir, porque no te dejo caminar, porque no te dejo trabajar, pero sigues sin escucharme…

¿Vas comprendiendo?
Para ti, yo el síntoma, soy “La Enfermedad”.
Qué cosa más absurda. No confundas las cosas.
Y vas al médico, y pagas por docenas de consultas médicas.
Gastas dinero que no tienes en medicamento tras medicamento. Y sólo para callarme.
Yo no soy la enfermedad, soy el síntoma. 
¿Por qué me callas, cuando soy la única alarma que está intentando salvarte?

La enfermedad, “eres tú”, “es tu estilo de vida”, “son tus emociones contenidas”, eso sí es la enfermedad. Y ningún médico aquí en el planeta tierra, sabe cómo combatir enfermedades. Lo único que hacen es combatirme, combatir el síntoma. Callarme, silenciarme, desaparecerme. Ponerme un maquillaje invisible para que tú no me veas.

Y sí, está bien si ahora que lees esto, te sientes un poco molesto sí. Esto debe ser algo como un “golpazo a tu inteligencia”. Está bien si por ahora te sientes un poco molesto o frustrado. Pero yo puedo manejar tus procesos bastante bien y los entiendo. De hecho, es parte de mi trabajo, no te preocupes. La buena noticia es que depende de ti no necesitarme más. Depende totalmente de ti, analizar lo que trato de decirte, lo que trato de prevenir.

Cuando yo, “el síntoma”, aparezco en tu vida, no es para saludarte, no. Es para avisarte que una emoción que contuviste dentro de tu cuerpo, debe ser analizada y resuelta para no enfermarte. Deberías darte la oportunidad de preguntarte a ti mismo: “por qué apareció este síntoma en mi vida”, “qué querrá decirme”?.¿Por qué está apareciendo este síntoma ahora?,
¿Qué debo cambiar en mí para ya no necesitar de este síntoma?.

Si dejas este trabajo de investigación, sólo a tu mente, la respuesta no te llevará más allá de lo que has hecho años atrás. Debes consultar también con tu inconsciente, con tu corazón, con tus emociones.

Por favor, cuando yo aparezca en tu cuerpo, antes de correr al doctor para que me duerma, analiza lo que trato de decirte, de verdad que por una vez en la vida, me gustaría ser reconocido por mi trabajo, por mi excelente trabajo. Y entre más rápido hagas conciencia del por qué de mi aparición en tu cuerpo, más rápido me iré.

Poco a poco descubrirás, que entre mejor investigador seas, menos veces vendré a visitarte. Y te aseguro que llegará el día en que no me vuelvas a ver ni a sentir. Al mismo tiempo que logres ese equilibrio y perfección como “analizador” de tu vida, tus emociones, tus reacciones, tu coherencia, te garantizo que jamás volverás a consultar a un médico ni a comprar medicinas.

Por favor, déjame sin trabajo. 
¿O piensas de verdad que yo disfruto lo que hago?
Te invito a que reflexiones, cada que me veas aparecer, el motivo de mi visita.
Te invito, a que dejes de presumirme con tus amigos y familia 
como si yo fuera un trofeo.
Estoy harto de que digas:
“Ay pues yo sigo con mi diabetes, ya ves que soy diabético”.
“Ay pues ya no aguanto el dolor en mis rodillas, ya no puedo caminar”.
“Siempre yo con mi migrañas”.
Me presumes como si yo fuera un tesoro del cual no piensas desprenderte jamás.

Mi trabajo es vergonzoso. Y te debería dar vergüenza presumirme ante los demás. Cada vez que me presumes, realmente estás diciendo: “Miren que débil soy, no soy capaz de analizar ni comprender mi propio cuerpo y mis propias emociones, no vivo en coherencia, mírenme, mírenme!”.

Por favor, haz conciencia, reflexiona y actúa. Entre más pronto lo hagas, más rápido me iré de tu vida!
Atte,
El síntoma.

Fuente: Lateacher Geraly Domínguez

_______________________________________

Para investigar más sobre el síntoma: