Blog del Club de Yoga Tradicional de la Universidad Central de Venezuela

Entradas etiquetadas como ‘El Yoga’

Imagen

Invitamos a nuestro próximo Taller “Mitología Hindú” el 25/10/2014

evento-YOGA3

El Yoga, más que una actividad física…

El Yoga no es una práctica para demostrar algo o competir con alguien, si practicamos el Hatha Yoga (el Yoga físico), no necesitamos hacer posturas complejas, pararnos de cabeza, o hacer el Escorpión, el que lo pueda hacer que lo haga, pero no es garantía de que esté haciendo Yoga. Todos tenemos, destrezas y limitaciones físicas, y cada quien realiza la práctica de acuerdo a sus posibilidades. Si mantenemos una práctica constante, sin apuro en ver resultados, avanzaremos,  y no sólo veremos los frutos a nivel físico y mental, sino también, en lo que nos rodea, porque todo está relacionado.

La Realidad, es construida en base a nuestra percepción, y nuestra percepción depende de los cinco sentidos objetivos, con ellos construimos en nuestra mente una representación de las cosas y seres con las que nos relacionamos, y vamos almacenando esa experiencia en la memoria, así podemos ver cómo un mismo hecho, realidad, es percibida de diferentes formas, y aún más, que la “Realidad” no existe, existe es nuestra memoria con sus impresiones, y una percepción condicionada por la experiencia y el conocimiento.

Existe otra manera de Percibir y conocer, sin mediación de lo conocido, condicionamientos y prejuicios, y es precisamente lo que plantea el Yoga, la expansión de la Conciencia, el darse cuenta de nuestra relación con la Totalidad, con el Universo, de instante en instante. Al enfocar nuestra Voluntad en controlar y liberar Mente-Cuerpo a través de la Disciplina del Yoga ya hemos dado el primer paso en el Sendero de la Luz.

El Yoga en nuestra Vida Cotidiana

foto

Instructor Francisco Ramírez ____________________________________________
May. 2011

La respiración el inicio de nuestra vida, muchas veces la pasamos desapercibida, sin siquiera tomar conciencia de cómo sucede, sabemos a nivel no verbal que sucede, pues la inteligencia del cuerpo no depende de nuestro intelecto. El Yoga busca que tomemos conciencia de esa inteligencia que habita en nuestro cuerpo y mente, de manera de entrar en armonía y paz con nosotros mismos. Una de sus numerosas técnicas es el aprendizaje de la respiración completa, aprovechando la capacidad  total de los pulmones.

Tendidos en posición de relajamiento en un lugar con ventilación natural sin aire viciado. Exhalamos todo el aire llevando las palmas sobre el abdomen, inspiramos llevando el aire sólo a la región abdominal observando cómo se eleva el abdomen y luego al exhalar cómo desciende. Continuamos respirando tomando conciencia de la respiración baja o abdominal. La parte baja de los pulmones es la de mayor capacidad y es la respiración que menos hacemos.

Exhalando todo el aire llevamos las palmas a nivel de costillas, dejando el abdomen sin aire  sólo respiramos a nivel medio, intercostal, sintiendo con la ayuda de las manos cómo se separan y unen las costillas al inspirar y al exhalar. Tomamos conciencia de la respiración intercostal. El nivel medio de los pulmones es de menor capacidad que el abdominal.

Nuevamente exhalando todo el aire llevamos las manos a nivel del pecho, hombros, dejamos las regiones baja y media sin aire, iniciando la respiración alta, superficial, es la que normalmente hacemos. Por ser la parte más pequeña de los pulmones sentiremos como si nos faltara el aire. Continuamos respirando lento, tomando conciencia de la respiración alta, clavicular.

Exhalando todo el aire y llevando una mano a nivel del abdomen, la otra a nivel de costillas. Comenzamos a llevar aire a nivel de abdomen, seguimos inspirando llevando aire a nivel medio y luego a nivel del pecho, hombros, hacemos una pausa con los pulmones llenos y luego exhalamos lentamente. Nuevamente llenamos las regiones  baja, media y alta sin forzar la entrada del aire, dejamos que entre suavemente repartiéndolo en las tres regiones: abdominal, intercostal y alta. Es la Respiración Completa, Total. Continuamos tomando conciencia de la respiración completa.

Podemos hacer una pausa en cualquier momento del día y practicar la Respiración descrita anteriormente, una vez que hayamos aprendido la técnica, podemos practicar la respiración sentados, de pie o caminando lentamente en un lugar donde se pueda hacer, quizás un parque o una avenida, calle, con poco tráfico. Así oxigenaremos nuestro cuerpo y mente aumentando la vitalidad a nivel celular.