Blog del Club de Yoga Tradicional de la Universidad Central de Venezuela

Entradas etiquetadas como ‘Crecimiento personal’

¿Cuál es tu propósito? #Yoga #motivación

pareja-amigos

Recientemente conversaba con un amigo, a quien llamaré Pedro, el cual me decía que su vida laboral en el último año había dado un vuelco tremendo. Por las cosas que le estaban sucediendo, sentía que había perdido el norte y se cuestionaba si seguir haciendo lo mismo o cambiar profesionalmente de rumbo. Sin embargo, esto último tampoco le resultaba tan fácil, pues había hecho un par de intentos hasta ese momento sin obtener mucho avance. Pedro no lograba descubrir qué era lo que realmente le apasionaba y le hacía vibrar. Constantemente se preguntaba cuál era su propósito en la vida y si es que realmente todos tenemos uno.

Indagando un poco más en sus sentimientos, caímos en la cuenta de que él consideraba que tener una misión en la vida estaba asociado con algo místico, que tenía que ser algo trascendental, espiritualmente hablando. Pedro asociaba misión de vida con personajes como la Madre Teresa de Calcuta o Nelson Mandela, quienes pusieron su vida al servicio de la humanidad. O quizás con personas un poco menos públicas, pero que después de haber pasado por alguna experiencia dolorosa han hecho de estas una vía para su desarrollo espiritual y han puesto su aprendizaje al servicio de otros. Mi amigo no sentía que cumplía con ninguno de estos “requisitos”.

Creo que en estos tiempos que corren, en los que tanto se está hablando de conectarnos con nuestro propósito de vida, estoy segura de que más de uno se ve reflejado en la situación de Pedro. Sin embargo, a mi entender, conectarnos con nuestro propósito no se trata de hacer algo extraordinario, sino de descubrir nuestros dones y talentos naturales, esos que todos tenemos y cuya combinación nos hace ser únicos e irrepetibles, para convertirlos en los cimientos sobre los cuales edificamos nuestra vida.

A continuación comparto contigo las claves que le brindé a mi amigo y que le ayudaron a clarificar su mente y a enfrentar sus dudas.

1.- ¿Qué haces muy bien?

En lugar de enfocarte en tus debilidades, refuerza aquellos aspectos que te gustan de ti, aquello que sabes hacer, y piensa en tus supuestas debilidades como oportunidades de mejora. Piensa en ¿qué aspectos te hacen único? Quizás esa “debilidad” que tanto te perturba puedas convertirla en una gran fortaleza cuando descubras el modo de usarla a tu favor. También resulta más productivo y satisfactorio reconocer nuestras cualidades positivas y enfocarnos en ellas, que esforzarnos por destacar en un área que no es nuestro fuerte.

2.- ¿Cómo lo haces?

Constantemente estamos ejecutando una cantidad de tareas y obteniendo sencillos logros que involucran una cantidad de competencias de nuestra parte, sin embargo, la mayoría de las veces pasamos por alto este hecho, pues lo hacemos de manera casi automática. Al hacerte consciente de tus habilidades, puedes convertirlas en un pilar fundamental para el logro de tus deseos y por ende hacer que tu vida adquiera un propósito.

3.- ¿Qué te hace feliz como individuo?

En lugar de ser nosotros mismos, nos hemos transformado en la persona que creemos que “deberíamos ser”, ajustando nuestras expectativas de la vida según lo que se espera de nosotros en los roles que desempeñamos día a día: madre/padre, amigo, colega, jefe, hermano, hijo, etc. Dejamos muy poco espacio en nuestras vidas para conectarnos con las cosas que realmente nos gustan y emocionan. No obstante, tu propósito está directamente relacionado con lo que te gusta.

¿Te gusta leer, escribir, practicar algún deporte, cantar o pintar? O quizás ¿hacer negocios, vender, conversar, escuchar o cocinar? Cualquier cosa que te fascine hacer es una pista segura para que descubras tu propósito. Recordar qué te gustaba hacer cuando eras niño es también un buen principio para conectarte con tu misión de vida.

4.- Hagas lo que hagas, o para quien lo hagas, lo importante es que lo disfrutes

Para vivir tu propósito no tienes que ser el dueño de tu propia empresa, o crear un producto que revolucione a la humanidad como lo hicieron Steve Jobs o Mark Zuckerberg. Lo importante es que la actividad que desempeñes te motive lo suficiente para que des lo mejor de ti y desarrolles tu verdadero potencial.

¡No todo es trabajo!

Puedes hacer lo que te apasiona en otros ámbitos de tu vida, si te gusta cocinar, disfruta haciéndolo para tus familiares y amigos. Si sientes placer creando con tus manos, haz cosas para tu casa o para regalar a los amigos. Lo importante es que hagas aquello que te enriquece como individuo y te convierte en un mejor ser humano. Permitiendo así que tu verdadero Ser se manifieste. Esto no solo te beneficia a ti, sino que la armonía que experimentas en tu vida la extiendes hacia todo y todos los que te rodean. Así no solo pones tus talentos a tu servicio, sino también al de la humanidad.

__________________

Tomado del Libro de Glenda Travieso: Sanar es una elección, conoce tu depresión y aprende cómo superarla, de Ediciones Inspirarían.

La Ley del Dharma #yoga

Te invitamos a ver este video…

¿Cuál es tu talento?

Descubre cómo activar el 100% de tu Cerebro…

Uno de los antiguos maestros escribió largo tiempo “El que comprenda la verdad de que el Universo es Mental, está muy avanzado en el sendero de la maestría”.

El mundo interior está gobernado por la mente. Cuando descubrimos este mundo encontramos la solución para cada problema, la causa para cada efecto; y desde ese mundo interior sujeto a nuestro control, todas las leyes del poder y la posesión están también bajo nuestro control.

Cada cosa que encuentres en el mundo externo ha sido creada por ti en el mundo interno.

Los invitamos a ver este video y a reflexionar sobre el poder de nuestra mente.

El espejo de la vida

“Murió la persona que impedía tu crecimiento”

Un día, cuando los empleados llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito: “Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de Usted en esta empresa. Está invitado al velorio, en el área de deportes”. Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.

¡La agitación en el área deportiva era tan grande que fue necesario llamar a los de seguridad para organizar la fila en el velorio! Conforme las personas iban acercándose al ataúd, la excitación aumentaba: ¿Quién será que estaba impidiendo mi progreso? ¡Qué bueno que el infeliz murió!! Uno a uno, los empleados agitados se aproximaban al ataúd, miraban al difunto y tragaban seco. Se quedaban unos minutos en el más absoluto silencio, como si les hubieran tocado lo más profundo del alma.

Pues bien, en el fondo del ataúd había un espejo, …cada uno se veía a si mismo…. con el siguiente letrero: “Sólo existe una persona capaz de limitar tu crecimiento: ¡TÚ MISMO! Tú eres la única persona que puede hacer una revolución en tu vida. Tu eres la única persona que puede perjudicar tu vida, y tu eres la única persona que se puede ayudar a si mismo.

TU VIDA NO CAMBIA CUANDO CAMBIA TU JEFE, CUANDO TUS AMIGOS CAMBIAN, CUANDO TUS PADRES CAMBIAN, CUANDO TU PAREJA CAMBIA. TU VIDA CAMBIA, CUANDO TU CAMBIAS, ERES EL ÚNICO RESPONSABLE POR ELLA. “EXAMÍNATE.. Y NO TE DEJES VENCER” “

El mundo es como un espejo, que devuelve a cada persona, el reflejo de sus propios pensamientos. La manera como tu encaras la vida es lo que hace la diferencia”. Jamás olvides que tu vida es más grande que tus miedos, que tus fuerzas son mayores que tus dudas. Que aunque tu mente esté confundida tu corazón siempre sabrá la respuesta.

Con el tiempo lo que hoy es difícil , mañana será un tesoro. Pelea por lo que realmente te llene el alma, y ten la virtud de saber esperar. Confía en Dios porque todo lo que tiene que ser, SERÁ.

¡Reflexionemos a través de este hermoso cuento! Y dejemos de auto limitarnos, porque recién ahí podremos despertar nuestras conciencias dormidas.

Autor desconocido.

“El mundo es como un espejo, que devuelve a cada persona, el reflejo de sus propios pensamientos. La manera como tu encaras la vida es lo que hace la diferencia”.

 

 

5 Películas para reflexionar…

Recomendamos ver las siguientes películas.

¡Esperamos sean de su agrado!

  1. La vida continua
  2. Violines en el cielo
  3. La mariposa azul 
  4. El Guerrero Pacífico
  5. Nuestro hogar

+

21 MENSAJES PARA TRANSMITIR A CADA MIEMBRO DE LA SIGUIENTE GENERACION

angel

1.-Eres un ser deseado. Estás aquí porque el Universo lo quiso.

2.-Siente que eres libre de ser lo que eres, no permitas que nada ni nadie te etiquete, ni te imponga guiones que no se corresponden con tu autenticidad.

3.-Cada ancestro de tu árbol es un don que hay dentro de ti para ser usado a tu favor y al de todo el Universo.

4.-Aprende a no pedir amor, simplemente ama.

5.-Cree en los pequeños milagros de cada día y atiende a las coincidencias, en ellas hay mensajes ocultos que te guían en el correcto camino.

6.-Cada día, haz un acto generoso con alguien cercano.

7.-Si en tu árbol genealógico hubo traumas, sánalos actuando.

8.-Déjate guiar por tu cuerpo, es sabio. Él te alertará de las situaciones de las que debas alejarte, sintiendo tensión y malestar. También te dirá cuando estás alineado con lo que eres, sintiendo relajación y bienestar.

9.-No contamines tu cuerpo con tóxicos o una mala alimentación.

10.-En cuanto puedas, sé independiente. Trabaja utilizando tu creatividad y hazte adulto.

11.-Escribe un poema cada día.

12.-Busca y provoca situaciones que te hagan reír.

13.-Tiende a compartir, a colaborar a ser solidario.

14.-Cuando tengas problemas, puedes analizarlos, puedes hablarlos, pero ten por seguro que hasta que no actúes no se producirá la transformación.

15.- Siente GRATITUD por todo lo que te regala el Universo.

16.- Recuerda que nada en este plano de existencia perece, sino que se transforma.

17.-Lee, estudia, conoce… experimenta por ti mismo.

18.-No te apegues a nada material. No consumas lo que no necesitas.

19.-Tampoco te apegues a ninguna creencia. Lo mismo que tu cuerpo se renueva constantemente, también lo deben hacer las ideas.

20.-Siembra cada día las semillas que te lleguen de dentro o de fuera. La semillas pueden ser palabras, caricias, belleza, acciones. Ellas son los gérmenes de más sabiduría, amor, arte y salud.

21.-Cuida con mimo el territorio que está más allá de tu cuerpo, tu casa, tu barrio, tu ciudad… el planeta y el Universo.

Tomado de Alejandro Jodorowsky

Me doy permiso…

permiso

Me doy permiso para separarme de personas que me traten con brusquedad, presiones o violencia, de las que me ignoran, me niegan un beso, un abrazo… No acepto ni la brusquedad ni mucho menos la violencia aunque vengan de mis padres o de mi marido, o mujer. Ni de mis hijos, ni de mi jefe, ni de nadie. Las personas bruscas o violentas quedan ya, desde este mismo momento fuera de mi vida. Soy un ser humano que trata con consideración y respeto a los demás. Merezco también consideración y respeto.

Me doy permiso para no obligarme a ser “el alma de la fiesta”, el que pone el entusiasmo en las situaciones, ni ser la persona que pone el calor humano en el hogar, la que está dispuesta al diálogo para resolver conflictos cuando los demás ni siquiera lo intentan.

No he nacido para entretener y dar energía a los demás a costa de agotarme yo: no he nacido para estimularles con tal de que continúen a mi lado. Mi propia existencia, mi ser; ya es valioso. Si quieren continuar a mi lado deben aprender a valorarme. Mi presencia ya es suficiente: no he de agotarme haciendo más.

Me doy permiso para no tolerar exigencias desproporcionadas en el trabajo. No voy a cargar con responsabilidades que corresponden a otros y que tienen tendencia a desentenderse. Si las exigencias de mis superiores son desproporcionadas hablaré con ellos clara y serenamente.

Me doy permiso para no hundirme las espaldas con cargas ajenas.

Me doy permiso para dejar que se desvanezcan los miedos que me infundieron mis padres y las personas que me educaron. El mundo no es sólo hostilidad, engaño o agresión: hay también mucha belleza y alegría inexplorada.

Decido abandonar los miedos conocidos y me arriesgo a explorar las aventuras por conocer. Más vale lo bueno que ya he ido conociendo y lo mejor que aún está por conocer. Voy a explorar sin angustia.

Me doy permiso para no agotarme intentando ser una persona excelente. No soy perfecto, nadie es perfecto y la perfección es oprimente. Me permito rechazar las ideas que me inculcaron en la infancia intentando que me amoldara a los esquemas ajenos, intentando obligarme a ser perfecto: un hombre sin fisuras, rígidamente irreprochable. Es decir: inhumano.

Asumo plenamente mi derecho a defenderme, a rechazar la hostilidad ajena, a no ser tan correcto como quieren; y asumo mi derecho a ponerles límites y barreras a algunas personas sin sentirme culpable.

No he nacido para ser la víctima de nadie.

Me doy permiso para no estar esperando alabanzas, manifestaciones de ternura o la valoración de los otros.

Me permito no sufrir angustia esperando una llamada de teléfono, una palabra amable o un gesto de consideración.

Me afirmo como una persona no adicta a la angustia.

Soy yo quien me valoro, me acepto y me aprecio. No espero a que vengan esas consideraciones desde el exterior.

Y no espero encerrado o recluido ni en casa, ni en un pequeño círculo de personas de las que depender.

Al contrario de lo que me enseñaron en la infancia, la vida es una experiencia de abundancia.

Empiezo por reconocer mis valores, Y el resto vendrá solo. No espero de fuera.

Me doy permiso para no estar al día en muchas cuestiones de la vida: no necesito tanta información, tanto programa de ordenador, tanta película de cine, tanto periódico, tanto libro, tantas músicas.

Decido no intentar absorber el exceso de información. Me permito no querer saberlo todo. Me permito no aparentar que estoy al día en todo o en casi todo.

Y me doy permiso para saborear las cosas de la vida que mi cuerpo y mi mente pueden asimilar con un ritmo tranquilo.

Decido profundizar en todo cuanto ya tengo y soy. Con lo que soy es más que suficiente. Y aún sobra.

Me doy permiso para ser inmune a los elogios o alabanzas desmesurados: las personas que se exceden en consideración resultan abrumadoras. Y dan tanto porque quieren recibir mucho más a cambio.

Prefiero las relaciones menos densas.

Me permito un vivir con levedad, sin cargas ni demandas excesivas. No entro en su juego.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico.

No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Si intentan presionarme para que haga lo que mi cuerpo y mi mente no quieren hacer, me afirmo tranquila y firmemente diciendo que no. Es sencillo y liberador acostumbrarse a decir “no”.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico. No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Elijo lo que me da salud y vitalidad.

Me hago más fuerte y más sereno cuando mis decisiones las expreso como forma de decir lo que yo quiero o no quiero, y no como forma de despreciar las elecciones de otros.

No me justificaré: si estoy alegre, lo estoy; si estoy menos alegre, lo estoy; si un día señalado del calendario es socialmente obligatorio sentirse feliz, yo estaré como estaré.

Me permito estar tal como me sienta bien conmigo mismo y no como me ordenan las costumbres y los que me rodean: lo “normal” y lo “anormal” en mis estados emocionales lo establezco yo.

________________

Fuente: http://www.luzarcoiris.com/me-doy-permiso

El Cambio (película completa)

EL CAMBIO (THE SHIFT) es una película que explora el viaje espiritual que hacemos en la segunda mitad de nuestra vida, cuando cambian nuestros valores, y buscamos un propósito que dé sentido a nuestra existencia y nos aporte una contribución única y personal al mundo. El Dr. Wayne Dyer nos hace de guía en una película en la que además descubriremos tres historias distintas acerca del cambio: una madre entregada a su familia que ha olvidado cuales eran sus sueños, un matrimonio que aparentemente lo tiene todo excepto lo más esencial, y un director de cine que se centra más en alcanzar el éxito, que en vivir su propia vida.

“No podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana, pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco, y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso. El Cambio, protagonizada por Wayne Dyer y en la cual el relata de una forma muy humana sus ideas sobre el sentido de la vida, las relaciones entre las personas y la siempre presente posibilidad de que todo puede adquirir un significado. Es una propuesta para volver a descubrir nuestro verdadero yo, nuestro propósito y la vida con sentido.

Fuente: Youtube

camera2

cotuf

¡Honro ser Mujer!

1897025_10153936491865501_39675917_n

Honro nuestros úteros palpitantes, gestadores de vida, de sueños, de historias, de logros y placer.

Honro nuestra sangre, sangre de paz, ofrenda vertida en amor y no en dolor que nutre a la tierra.

Honro nuestras manos, tejedoras que desanudan y enlazan, que sostienen, acarician, detienen e impulsan.

Honro nuestros pies que danzan, que saltan, que saben caminar y pausar guiados por el latir del corazón de la tierra.

Honro nuestros pechos que alimentan y sosiegan, fruto de la Gran madre, savia del Árbol de la Vida.

Honro nuestra voz, sabia y dulce, la que arrulla y consuela pero también la que firme denuncia sin temer porque es la voz de la verdad.

Honro nuestro silencio, el elegido más no el impuesto, el que escucha a la bruja, a la loba, el que dice lo que las palabras no pueden.

Honro nuestras miradas, cómplices, vulnerables, descaradas, rabiosas y extasiadas; las que llegan a donde no llega la voz ni el silencio.

Honro nuestra intuición, sutil y divino misterio que encarnamos y que nos revela la profundidad del Universo y de la existencia.

Honro nuestro instinto, primal, indomable, el que nos recuerda ser libres y salvajes como el venado.

Honro nuestras sombras, las más dolorosas, las que nos empujan a transformarnos para renacer más grandes.

Honro nuestra luz que florecida y fortalecida de la oscuridad bendice nuestro camino e ilumina los caminos que otros han de transitar.

Honro nuestra memoria, la que palpita en cada útero desde mis ancestras y nos recuerda el origen a donde debemos retornar.

Honro nuestras formas, gruesas, finas, pálidas, oscuras, enormes, diminutas, todas infinitas como la tierra, todas hermosas como la tierra…

¡HONRO SER MUJER!

7 Leyes Espirituales (Deepak Chopra)

El Dr. Deepak Chopra es una de las personalidades más influyentes de la medicina integral. El video aquí presentado sobre Las Siete Leyes Espirituales del Éxito basado en el Best-Seller del mismo nombre, nos ofrece una perspectiva alternativa sobre el camino hacia el éxito a través de la puesta en práctica de siete poderosos principios. Conociendo y practicando las leyes espirituales, entraremos en armonía con la natura­leza para crear con espontaneidad, alegría y amor, donde “lo no manifiesto, se hace manifiesto…”

De acuerdo al autor,  las Siete Leyes Espirituales del Éxito son:

1) Ley de la potencialidad pura: Comenzaré mi día con la declaración “Hoy no juzgaré nada de lo que ocurra”.

2) “Hoy recibiré con agradecimiento todos los regalos que la vida tiene para ofrecerme”. “Adonde quiera que vaya, y a quien quiera que encuentre, le daré un regalo”.

3) Ley del Karma: Con cada decisión me preguntaré…¿Esta decisión traerá felicidad para mi y para aquellos a los que le afecte la decisión?”.

4) Ley del mínimo esfuerzo: “Este momento es como debe ser”. Al aceptar las cosas como son, me responsabilizaré de mi situación y de todos aquellos eventos que yo perciba como problemas”.

5) Ley de la intención y el deseo: Haré una lista de mis deseos. Llevaré esta lista conmigo a dondequiera que vaya y la leeré antes de hacer meditación y de entrar en silencio, así como al despertarme”.

6) Ley del desapego: Hoy me comprometeré a no tener apegos. Me permitiré y permitiré a los de mi alrededor la libertad de ser como son”.

7) Ley del Dharma: Haré una lista de mis talentos. Luego haré una lista de todas las cosas que me gusta hacer cada día y preguntaré: ¿cómo puedo servir? y ¿cómo puedo ayudar?.

   Click aquí para ver video

..